CABECERA IMAGENES

XVIII EDICION LXVII MILLAS ROMANAS






Localidad: Mérida
Salida y llegada: Mérida (Badajoz)
Fecha: 8 de abril de 2016
Distancia: 102,76

Tiempo total: 16:00
Velocidad media total: 6,4
Distancia: 102,76
Dificultad: Difícil por la distancia
Circular: Si
Caminantes: Ferreiro2008.
Precio: 40€

GPS Garmin Oregon 400t
Intervalo de grabación: 3
Época: Todo el año.
IBP: 413 RNG

Itinerario wikiloc:                            Fotografías georeferenciadas (263):


Video de Manuel Mendez

Video de Wideo

Otras fotografias: Organización 
Hora de salida: 21:04                 Hora de llegada: 13:04









Por aqui pasamos casi todos

Primer sello de control



Cada cual se prepara de una forma


Posando con la legión romana


Bonito lugar para empezar. El arco de Trajano

Batiendo palmas antes de la salida




Detrás solo queda el escoba


Primeros metros por la ciudad





Por el puente romano



Las antorchas nos alumbran el camino



1º avituallamiento



Animandonos

Local de la cena

Menuda cola para sellar



Conseguí un buen sitio para cenar


Voluntarios de todas las edades


Este punto fue complicado


La subida al castillo. Hay que ayudarse con las manos










Otro avituallamiento. Los kilometros se van sucediendo








Por fin llegué a este avituallamiento



Cambiandose de ropa y desayunando

Ya vemos bien el paisaje



Ahora se trata de coger un buen ritmo









Los kilometros van haciendo mella







¿Será este el cortafuegos?




Otro avituallamiento





Ahora todo para abajo









Ultimo avituallamiento


Hasta la próxima



Todavia hay fuerzas para correr






Ya por las calles de Mérida



100 metros.....

20 metros....


 Llegué


Ya está. Esta vez si. Y van 4.


La recompensa

Otros compañeros llegando




Hace 23 horas que salieron. menudos valientes





Un año más (y ya van seis consecutivos) me voy a intentar realizar esta prueba. Para mi una de las más difíciles de las que realizo al transcurrir en su mayor parte por terreno llano. A ver si este año consigo terminarla, el año pasado por un problema de gemelos la terminé en el lugar conocido como la calderita.

Junto con mi esposa me dirijo directo al polideportivo para recoger el dorsal, el rutómetro y firmar el pliego de descargo. Quiero realizar unas fotografías y me encuentro con el primer contratiempo. Llevé la cámara pero la tarjeta SD se quedó en casa. Toca buscar algún local en donde comprarla para acto seguido dirigirnos al hostal en donde nos alojaremos este fin de semana.
Una buena ducha cambiarme y acto seguido una buena cena a base de pasta para afrontar este nuevo reto. Seguidamente tocó tomarme un buen café en la plaza en el bar Arcade y después a poner el primer sello de control en el rutómetro y disfrutar del ambiente que allí teníamos. En principio para realizar las LXVII millas estamos inscritos 515 participantes, y según parece tomamos la salida 497.
En esta ocasión en lugar de salir con las campanadas de la plaza tomamos la salida cuando explota el cohete desde la puerta de Trajano. Yo decido salir en última posición con mucha tranquilidad debido a todos los compañeros que tenia por delante y de esta forma vivir la experiencia de la salida de otra forma. Poco a poco vamos avanzando y llegamos al puente romano en donde de nuevo tenemos la bonita estampa de las antorchas iluminándonos el camino y deseándonos suerte.
Una vez cruzamos el puente giramos a la izquierda y es en donde realmente empieza la prueba. Toca ir pensando en encender los frontales e ir avanzando posiciones con tranquilidad. Llego al primer control en 45 minutos, voy bien de tiempo. Cola para sellar y continuar para el próximo control situado en Arroyo de San Servan, que se encuentra a una distancia de 9 kilómetros. Llego allí guardo cola para sellar, cojo la cena y como hace poco que cene tan solo consigo comer la mitad de la pasta, lo restante entró todo. El momento de la cena para mi gusto fue demasiado pronto, pero claro, las instalaciones son las que son y no podemos hacerle nada. Veinte minutos después tomo la salida hacia Torremejias. Voy cumpliendo bien el tiempo que tenia previsto y continuo tranquilo, el camino es bueno y continuo pasando algún que otro compañero que van un poquito mas lento. Empiezo a tener problemas estomacales y no voy muy cómodo, tengo que buscar un sitio en donde realizar una parada técnica. Una vez solventado este problemilla sigo ya mucho mejor. Aumento un poquito el ritmo y voy adelantando a compañeros. Con la inmensa mayoría no hay problemas, al ver que otros son mas rápidos nos apartamos, pero me encontré con algunos que charlando deciden ir de a 3 por el camino y no están por la labor de apartarse para que los demás pasemos, lo que me obliga en ocasiones a meter una carrerita por zonas no tan buenas. Tenemos que pensar en todos, no solo en nuestra comodidad. Llego a Torremejias con un tiempo total de 4 horas justas. Voy bastante mejor de lo esperado. Estoy metiendo caña pues sé que la parte complicada viene en los próximos kilómetros con la subida al castillo de Alange y la subida de la calderita. Me pongo en marcha de nuevo y unos kilómetros antes de llegar al embalse de Alange nos mandan por un camino de unos 3 kilómetros paralelo a la carretera por el cual era muy difícil avanzar de prisa. Recién desbrozado había que tener mucho cuidado con las ramas, las piedras y los tocones que no se veían, y en los cuales estabas tropezando constantemente. Allí también era casi imposible pasar a otros compañeros, el camino era muy estrecho y como comenté no se podían hacer florituras, así y todo adelanté en este tramo aproximadamente a una docena de compañeros ya que la mayoría se apartaron cuando pudieron para que les pasase. Llego al embalse y al salir casi sin darme cuenta me encuentro con la subida al castillo. Unos compañeros que iban delante no vieron el desvío y continuaban. Les avisé y dieron la vuelta para seguirme. Muy bonita subida en donde en varias ocasiones no supe que hacer con los bastones ya que se necesitaban manos y pies para realizar la subida, llego arriba y las vistas se adivinan impresionantes, se adivinan ya que no se puede apreciar gran cosa al ser de noche, bajada un pelin peligrosa y llegamos al avituallamiento de Alange. Una breve parada para sellar rellenar y comer algo y continuar. Ahora me tocaba la calderita, lugar en el cual abandoné el pasado año la prueba. La subí muuuuy despacio, con miedo, y poquito a poco se fue realizando, con su correspondiente bajada. Llego a La Zarza, casi está la mitad, pero tardé lo mismo en realizar estos 21 km. que los 27,5 km. iniciales. No pasa nada. Me encuentro bien y todavía tengo mucho tiempo por delante. En La Zarza estuve parado bastante más tiempo del esperado, me llamó mi esposa y preferí hablar con ella con tranquilidad y sin preocuparme del camino.
Toca reanudar el camino, a partir de ahora creo que únicamente queda complicado un cortafuegos allá por el km. 80 con lo cual a ver si consigo recuperar un poco la velocidad. Estoy marchando un poco más lento de lo esperado. Sigo la marcha y me encuentro con el avituallamiento de Villagonzalo, apenas paré pronto llegaría a San Pedro de Mérida y allí ya me cambiaria de ropa y desayunaría con tranquilidad. Este tramo se me atragantó, no miré en que km. quedaba y estaba convencido que seria aproximadamente sobre el kilómetro 60 ya que aquí se daba la salida de las XXX millas y calculaba que serian sobre esa distancia. Los kilómetros pasaban y no llegaba, el ritmo me bajó muchísimo en comparación con el terreno y estaba convencido que lo había pasado y no me había dado cuenta (a ultima hora cambiaron de lugar el avituallamiento y yo no tenia el nuevo lugar). Claro que íbamos media docena de participantes y mal seria que alguno no se hubiese dado cuenta. Por fin llegamos y veo que estos 12 kilómetros tardé la friolera de 2 horas y 10 minutos. Aproximadamente veinte minutos más de lo que debería. Cambiarme, guardar frontal, baterías y demás que ya no me hará falta, desayunar y después de 30 minutos salir para hacer la última parte del recorrido. Falta un tercio del recorrido y no podemos dormirnos en los laureles. Ahora entramos en el parque natural de Cornalvo. Tiro para adelante y después de realizar unos siete kilómetros prácticamente planos me encuentro con la subida a los cortafuegos. Después tocan prácticamente otros siete kilómetros de subidas, aunque a un kilómetro de la cima me encuentro con un avituallamiento en una caravana, sello relleno y apenas paro un par de minutos para acto seguido seguir subiendo. Voy como una moto. Desde que salí desde san Pedro de Mérida han pasado 12 kilómetros que realicé en 1 hora y 40 minutos. Seguir para Mirandilla y tanto en la subida del cortafuegos, como en la posterior bajada se va notando el cansancio en la gente. A mi me ocurre lo contrario. Me encuentro mejor que al inicio. Camino de Mirandilla en donde vuelvo a parar un par de minutos y en camino hacia el final. Ya no me queda nada, únicamente 12 horas. Veo casi imposible llegar en menos de las 16 horas, pero voy a intentarlo hasta el final. Quiero engancharme a una pareja de corredores portugueses pero mis fuerzas no dan para correr, con lo cual sigo trotando y sigo pasando a compañeros. Por fin entro en las calles de Mérida, llamada a Laura indicándole que estoy llegando, una ultima subida y ya tengo el arco a la vista. A escasos 200 metros de la meta me pasaron dos jóvenes que venían a toda pastilla. Resultaron ser los primeros que terminaban las XXX millas. Que diferencia en meta con respecto a los últimos años. Totalmente diferente. Escuchar como gran parte de la gente que allí se encontraba me aplaudiese como si fuese yo el ganador incluso me emocionó. Gracias.
Una vez recogido mi miliario y el diploma me voy al hotel a ducharme para después buscar un restaurante y comer tranquilo. Después de vuelta a la zona de meta para que la fisio me ayude a estirar, un pequeño paseo por Mérida y después con tranquilidad irme hasta el pabellón a buscar la bolsa del cambio. Otro paseo hasta el hotel y descansar un par de horas para después volver a la zona de meta para ver como seguían llegando esos campeones que ya llevaban 23 horas caminando. Unos campeones.

Leí que algunos participantes no hicieron todo el recorrido por donde correspondía, escapándose de las zonas más difíciles, recuerdo que en alguna edición en la cual yo participé pusieron controles sorpresa, no estaría de más que volviesen a hacerlo, pero sin anunciarlo.        
En general el camino estaba bien marcado. Apenas en un par de sitios me pasé por despiste y porque no contaba con tener que saltar quitamiedos. Alguna flecha en el camino no estaría de más. Si hablamos de las poblaciones la cosa cambia, en demasiadas ocasiones tuve que mirar el GPS para saber por donde tenía que pasar ya que no conseguía ver muchas cintas.
Mi enhorabuena a la organización por ir cambio tramos de la marcha, así ya podemos disfrutar de otros caminos y me gustan que le pongan algunas subidas para que podamos cambiar ritmos. Acostumbro a dar las gracias a los voluntarios. Si a alguno no se lo dije mis disculpas, me trataron de maravilla, incluso en algún avituallamiento me encontré con las naranjas peladas. Muchísimas gracias por estar ahí y darnos ánimos en cada momento.
El primero creo que entró con 12:26. Estoy pendiente si ponen los tiempos y creo que conseguimos finalizar 404 participantes y segun el listado provisional entré en la posición numero 69.

Otras crónicas: El blog de una ultrafondista principianta




 Tambien participamos en los años 2011 - 2012 - 2013 - 2014 - 2015

Otras crónicas: Correcaminos

Clasificación: Observón


Ferreiro2008


1 comentario:

  1. Hola!.Enhorabuena por terminar las millas. Yo este año he hecho las Medias en 4horas y todavía valoro mucho más a la gente que se enfrenta a los 101 Km...me parece extraterrestre. Muy bonitas las fotos.
    Si el año que viene me animo a hacerlas ya te digo algo.
    Saludos!

    ResponderEliminar